martes, 9 de mayo de 2017

DESDE SOA DECIMOS NO A LA APERTURA DE COMERCIOS EN DOMINGOS Y FESTIVOS







El pasado jueves 4 de mayo las Cortes de Aragón aprobaron, con los votos de PSOE, PP, PAR Y C'S, la modificación de la ley 7/2005, de 4 de octubre, de horarios comerciales y apertura de festivos.

Esta ley favorece a las grandes superficies comerciales frente al pequeño comercio y de proximidad, ya que da libertad total a las franquicias de las grandes marcas situadas en locales de menos de 300 metros cuadrados, para abrir todos los días del año. Lo que supone un paso más en la liberación total de horarios y conduce a una precarización de las condiciones laborales del sector.

Desde SOA nos oponemos a la liberación de los horarios comerciales para las franquicias, ya que supone una perdida de comercio local y de proximidad y beneficia a las grandes empresas.

La liberalización solo sirve para perjudicar a los trabajadores del sector impidiendo la conciliación de la vida laboral y familiar y empeorando las condiciones laborales, además de "educar" en el consumismo incontrolado a la población para la que va destinada la apertura.


NO A LA APERTURA DE COMERCIOS EN DOMINGOS Y FESTIVOS

jueves, 27 de abril de 2017

ACTOS PRIMERO DE MAYO









Actos 1 de mayo (Zaragoza):

* 11h: Cafe en la Siede Nazional (C/Sixto Celorrio 13 (Rabal).


* 12h: Manifestación desde la Plaza Salamero hasta Plaza de la Seo, por Pª Echegaray, convocada por los Sindicatos de Colla Sendical, entre ellos SOA.


* 14h: Vermut Obrero Solidario en A Flama (C/Mayor 53)



Actos 1 de mayo (Uesca):


* 12h: Manifestación desde la Plaza Santo Domingo hasta las Pajaritas (Parque)


Actos 1 de mayo (Teruel):


* 12h Manifestacion desde la plaza del Torico.

* 13h Homenaje y comida en los pozos de Caude.

1º DE MAYO: L@S OBRER@S SOBERANISTAS A LA CALLE CON EL SOA.





SEMOS TREBALLADORAS, SEMOS  PUEBLO Y  SEMOS ASTI!
 

El 1º de Mayo como día internacional del movimiento obrero se instituyó en el año 1889, como reconocimiento de las luchas desarrolladas por los y las trabajadoras de Chicago por la consecución de la jornada de ocho (8) horas.

Acuciada por las luchas de los distintos pueblos trabajadores del planeta por su SOBERANÍA, LA JUSTICIA Y LA PAZ; la oligarquía imperialista mundial, además de reconcentrar el poder económico, globaliza y homogeniza las decisiones políticas, sociales y militares.  ‘La Historia ha muerto’, pregonan con rabia los heraldos de los poderosos. Los derechos de la mayoría social han desaparecido, la sanidad, la educación, la vivienda, el medio ambiente, la comida… para el que pueda pagarla.

Todo revestido de ‘legalidad’, de ‘normalidad’. Las reformas laborales, las leyes mordazas, los pérdida de derechos por el pueblo trabajador, la corrupción más descarada y escalofriante, la miseria y el hambre para sectores cada vez más amplios del pueblo, los desahucios…, todo vale si sirve para ‘salvar’ a los bancos, asegurar los beneficios de las grandes empresas y que unos pocos vivan como reyes y dioses.

Podemos y debemos romper esta situación, pero es imprescindible pensar una sociedad distinta, una sociedad de personas libres e iguales, en la que el objetivo primordial sea el buen vivir de todos. Frente a la libertad de mercado, los derechos de las personas.

Recuperar nuestra soberanía, tener en nuestras manos y bajo nuestro control la gestión de nuestros recursos y ponerlos al servicio de los intereses comunes, garantizando la alimentación, la vivienda, la energía, la sanidad, la educación…

Desde ya se hace imprescindible una regulación propia aragonesa que responda a nuestras necesidades concretas, es decir, un MARCO ARAGONÉS DE RELACIONES LABORALES Y DE PROTECCIÓN SOCIAL.

La jornada de 8 horas sigue siendo algo lejano para mucha gente. La reducción del tiempo de trabajo socialmente necesario, no nos ha llevado a reducir la jornada laboral sino a aumentar los niveles de paro y paralelamente aumentar los beneficios del capital. La única salida es la reducción del tiempo de trabajo y el reparto de la riqueza. En este 1º de mayo debemos dar un paso adelante hacia una nueva organización social , hacia la recuperación de “lo común”.  Debemos pensar el futuro y actuar en el presente.

Aragón con cerca de 1.400.000 ciudadanos/as y 47.711km2 de territorio diverso, agua, capacidad energética,… tenemos recursos suficientes para garantizar un buen vivir para toda la población.  Frente a la subordinación a los intereses de la oligarquía imperialista mundial, los pueblos debemos recuperar nuestra soberanía y la solidaridad.

         PUEBLO TREBALLADOR ARAGONÉS!
         Luchar es necesario.                                      
         Vencer es posible. 
         La dignidad de la clase obrera es innegociable.  

sábado, 22 de abril de 2017

23 D'ABRIL: "AUTONOMIA NO YE SOBERANIA"







El 23 de Abril es el Día de Aragón. Lo es desde hace siglos, porque una cosa es la Autonomía actual y otra la voluntad colectiva de seguir siendo Pueblo. Por eso mismo, debemos denunciar los ataques a nuestro autogobierno perpetrados por el Estado español a distintos niveles.

La soberanía es un camino que debemos recorrer. Las políticas restrictivas que emanan de Madrid empobrecen nuestros recursos, oportunidades y sueños: en los últimos meses hemos sufrido la coerción de los límites presupuestarios, la anulación de convocatorias de oposiciones autonómicas o la degradación del servicio ferroviario Teruel-Zaragoza, entre otros muchos ejemplos. La sombra del Pacto del Agua y sus macropantanos sigue acechando el país. El vacío demográfico como lacra que no se puede resolver con el actual estatus colonial que sufrimos.

Necesitamos mayores cuotas de autogobierno aragonés. Es la única forma de defender nuestros derechos sociales o colectivos, de proteger la calidad de los servicios públicos, de garantizar las herramientas para conseguir un cambio de modelo social y económico, donde el pueblo trabajador aragonés pueda decidir por sí mismo el camino a seguir, alejándonos de la dependencia político-restrictiva que emana del Gobierno central. Catalunya y Euskadi nos señalan el camino a seguir.

Las instituciones aragonesas deberán tener capacidad legislativa sobre todas las competencias que signifiquen la gestión de nuestros recursos, ya sean naturales, económicos o culturales. Mientras estemos sometidas, no podremos ejercer nuestra soberanía, que como pueblo nos pertenece. La decisión depende de nosotras.

Un ejemplo claro de soberanía es la regulación de las relaciones laborales propias a través del Marco Aragonés de Relaciones Laborales y Protección Social, es necesario que el Gobierno aragonés tenga capacidad legislativa plena e instrumentos de intervención y participación para determinar las normativas sociolaborales, desarrollar las políticas activas y pasivas de empleo, la formación profesional y asimismo, establecer con las aportaciones de trabajadores y trabajadoras y empresariado un Sistema Público de Salud con capacidad normativa y garante de una política social universal para la ciudadanía aragonesa.

Para dotarnos de las mejores herramientas posibles, hace falta que el pueblo aragonés sea sujeto protagónico en la toma de decisiones. Eso significa que hay que democratizar todas las instituciones al máximo. En ese sentido, apostamos por que la figura del Chustizia d’Aragón sea la manifestación institucional de ese empoderamiento soberanista. Por ello, apostamos por su renovación y ampliación de funciones, exigiendo que la ciudadanía aragonesa pueda elegirlo por sufragio universal.


Aragón es mucho más que tradiciones, historia, fueros o lenguas. Es una nación con derecho a decidir sobre su territorio, para mejorar la vida de las personas en todo cuanto les afecta –soberanía alimentaria, vivienda, educación, sanidad, renta básica, energía- y sin distinciones.